La Sociedad Civil Latinoamericana respalda a Perú para que sea sede de la COP20 en el 2014. El lanzamiento de la declaración colectiva coincide con la decisión pendiente sobre cual país será la sede de la COP20 durante la más reciente reunión de la CMNUCCC que se está llevando a cabo en estos días en Bonn, Alemania.
El pasado 23 y 24 de mayo, tuvo lugar en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, un taller acerca del Fondo Verde Climático (FVC) organizado por el World Resources Institute (WRI) y Climate Analytics. El objetivo del mismo fue proveer a los miembros de la Junta Directiva del Fondo, a sus alternados (suplentes) y asesores, un espacio discusión sobre las implicaciones de la forma en la que operará el Fondo. El evento estuvo enfocado en aquellos temas sobre los cuales se tendrán que tomar decisiones en la siguiente reunión de la Junta Directiva, a realizarse entre el 25 y 28 de junio en Corea del Sur.
Frente a la pregunta de “¿si actuar o no frente al cambio climático?, todos necesitamos un mejor respuesta de por qué actuar – mucho mejor a la que escuchamos hoy en el debate público internacional. [i] Solo cuando el público esté convencido del fuerte vínculo que existe entre la protección del clima y la prosperidad de su país veremos a la clase política más dispuesta a sacudir el status quo que impera en gabinetes y partidos políticos. Por eso vigorizar un nuevo debate del “por qué” actuar por el clima beneficiaría a América Latina.  A medida que nuestra región alcanza niveles de renta media veo un gran potencial –diría que el más alto en el mundo en desarrollo—de gestar una narrativa política a favor del clima que sea diferente a la que el público ha escuchado hasta hoy.   Cada vez tenemos más evidencia de que para la ciudadanía el climático sí es una gran preocupación.  No obstante - y esto es lo irónico – los votantes aún no exigen a los gobernantes asumir compromisos climáticos robustos.
Esta carta fue escrita por AIDA. El Fondo Verde Climático (FVC) se creó en la Conferencia de las Partes (COP) de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en Copenhague[i] en 2009, como mecanismo financiero de la CMNUCC.[ii] Este Fondo planea proveer 100 mil millones de dólares al año para el 2020, para apoyar actividades de mitigación y adaptación frente a los impactos del cambio climático. El FVC es el intento más cercano de lograr una decisión vinculante con respecto al cambio climático. Considerando que todos los países tendrán equivalente poder en la toma de decisiones, éste permitirá al mundo en desarrollo desempeñar un papel significativo en el diseño de las soluciones, basadas en el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.[iii] La pronta implementación del FVC es muy importante para los países Latinoamericanos, pues proporcionará el apoyo financiero que se necesita para hacer frente al cambio climático.
La Junta Directiva del Fondo Verde Climático (FVC)[i] de las Naciones Unidas tuvo su tercera sesión en Berlín, del 12 al 15 de Marzo de 2013.  Este memo tiene como fin  resumir lo acontecido en la reunión de la Junta Directiva a la que yo participé; describir el rol que juega la sociedad civil en este proceso y recalcar algunas razones por las cuales se debe monitorear este Fondo.
El Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) fue creado por el Protocolo de Kioto en 1997 y entró en vigor en 2005.  Por este medio, los países en desarrollo pueden realizar proyectos que reduzcan emisiones de gases de efecto invernadero, y transferir (vender) esas reducciones a los países desarrollados para que estos puedan cumplir con sus metas de reducción establecidas en Kioto.
El Mecanismo de Desarrollo Limpio ya no traerá más recursos para la región latinoamericana ya que la Unión Europea, único potencial comprador de créditos de carbono de acuerdo a los resultados de Doha, ha decidido que solo adquirirá créditos provenientes de los países menos desarrollados, dentro de los cuales no figura ningún país de la región, a excepción de Haití (ver artículo anterior). Pero esto no quiere decir que no haya oportunidades de obtener fondos para mitigación (reducción de gases de efecto invernadero) en los países latinoamericanos y otras regiones. También a partir de la COP18 en Doha en 2012 se ha abierto el registro de NAMAs donde estos países podrán encontrar apoyos financieros para sus proyectos.
Por Guy Edwards y Susanna Mage Independientemente de la opinión que uno pueda tener sobre el Comandante Hugo Chávez, el fallecimiento del presidente venezolano ha abierto las puertas para un debate sobre la política a seguir en cuanto a un tema crucial para Venezuela y la seguridad mundial: el cambio climático.  A medida que se acerca la fecha límite del 2015 para crear un nuevo tratado global sobre el cambio climático, una pregunta clave para los países petroleros se vuelve cada vez más importante. ¿Será Venezuela un artífice clave de un acuerdo ambicioso y equitativo, o se dedicará a sabotear el progreso?
Ayer hablé en un evento de la sociedad Anglo-Ecuatoriana en la Casa Ecuatoriana en Londres sobre Latinoamérica y el cambio climático. América Latina es un campo de batalla clave y un laboratorio para hacer frente al cambio climático, y las decisiones adoptadas en las capitales de los países latinoamericanos y por sus negociadores en las conversaciones sobre cambio climático de la ONU podrían tener implicaciones importantes para el régimen climático de la ONU y las opciones de desarrollo de la región en este siglo. A continuación se encuentran algunos extractos de la charla.
Página 4 de 6

Información

PCL

© 2010 Plataforma Climatica Lationamericana

Una iniciativa sin precedentes que busca construir respuestas desde América Latina al problema global del cambio climático

Disclaimer

Contacto PCL

Fundación Futuro Latinoamericano
Secretaría Ejecutiva

Plataforma Climática Latinoamericana
+593-2-223-6351
daniela.contreras@ffla.net

Dirección:
Guipuzcoa E16-02 y Av. La Coruña

Quito - Ecuador

En alianza con

FFLA    Fundación Futuro Latinoamericano Secretaría Ejecutiva de la PCL
     
AVINA    Con apoyo de Fundación AVINA