Lunes, 01 Diciembre 2014 12:33

La vanguardia climática latinoamericana

SANTIAGO – Es posible que Latinoamérica haya capeado la desaceleración del crecimiento económico mundial pero, para muchos, el posible impacto del calentamiento global y de las medidas necesarias para evitar lo peor de sus efectos puede socavar el frágil equilibrio político, económico y social de la región, y desandar años de avances.

peru_lima La confirmación de que Perú será sede de la COP20 en 2014 ha sido una de las noticias más importantes y comentadas en diversos medios nacionales y regionales de Latinoamérica. El optimismo y expectativa con que el Ministerio del Ambiente de Perú (MINAM) recibió la designación se debe, entre otras cosas, a que esta reunión (que congregará a más de 190 países de todo el mundo) constituye el paso previo al acuerdo global del 2015, relacionado a los compromisos concretos y vinculantes para enfrentar los efectos del cambio climático.
Frente a la pregunta de “¿si actuar o no frente al cambio climático?, todos necesitamos un mejor respuesta de por qué actuar – mucho mejor a la que escuchamos hoy en el debate público internacional. [i] Solo cuando el público esté convencido del fuerte vínculo que existe entre la protección del clima y la prosperidad de su país veremos a la clase política más dispuesta a sacudir el status quo que impera en gabinetes y partidos políticos. Por eso vigorizar un nuevo debate del “por qué” actuar por el clima beneficiaría a América Latina.  A medida que nuestra región alcanza niveles de renta media veo un gran potencial –diría que el más alto en el mundo en desarrollo—de gestar una narrativa política a favor del clima que sea diferente a la que el público ha escuchado hasta hoy.   Cada vez tenemos más evidencia de que para la ciudadanía el climático sí es una gran preocupación.  No obstante - y esto es lo irónico – los votantes aún no exigen a los gobernantes asumir compromisos climáticos robustos.
Ayer hablé en un evento de la sociedad Anglo-Ecuatoriana en la Casa Ecuatoriana en Londres sobre Latinoamérica y el cambio climático. América Latina es un campo de batalla clave y un laboratorio para hacer frente al cambio climático, y las decisiones adoptadas en las capitales de los países latinoamericanos y por sus negociadores en las conversaciones sobre cambio climático de la ONU podrían tener implicaciones importantes para el régimen climático de la ONU y las opciones de desarrollo de la región en este siglo. A continuación se encuentran algunos extractos de la charla.
Miércoles, 13 Marzo 2013 13:20

Extracto de Balance de la COP18

Con esta publicación, la red Observatorio de la Sostenibilidad (SUSWATCH Latinoamérica) presenta exitosamente, durante cuatro años consecutivos, su propio balance de resultados de las cumbres anuales de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) y el Protocolo de Kyoto (PK).
Relatos ya trillados sobre dinosaurios como los Estados Unidos y la India enfrentándose en las negociaciones sobre el cambio climático auspiciadas por Las Naciones Unidas en Doha continúan desplazando otros temas más positivos que necesitan ser conocidos. En lugar de repetir el cuento de los desacuerdos entre los países desarrollados del Norte y los países en vías de desarrollo del Sur, es vital reconocer las nuevas iniciativas que rompen el molde.  Los brotes más verdes que vimos en COP18 fueron de un grupo de países en vías de desarrollo apenas mencionados por los medios fascinados por el conflicto y la acrimonia entre los diferentes partidos y bloques.

Información

PCL

© 2010 Plataforma Climatica Lationamericana

Una iniciativa sin precedentes que busca construir respuestas desde América Latina al problema global del cambio climático

Disclaimer

Contacto PCL

Fundación Futuro Latinoamericano
Secretaría Ejecutiva

Plataforma Climática Latinoamericana
+593-2-223-6351
daniela.contreras@ffla.net

Dirección:
Guipuzcoa E16-02 y Av. La Coruña

Quito - Ecuador

En alianza con

FFLA    Fundación Futuro Latinoamericano Secretaría Ejecutiva de la PCL
     
AVINA    Con apoyo de Fundación AVINA