Imprimir esta página
Lunes, 09 Diciembre 2013 07:36

Resumen de la quinta reunión de la Junta Directiva del Fondo Verde Climático en París

Escrito por 
Reunión FVCLa quinta reunión de la Junta Directiva del Fondo Verde Climático (FVC) se realizó del 7 al 11 de octubre de 2013 en París, Francia. Había muchas expectativas en torno a la cita debido a que su agenda  contemplaba una serie de decisiones importantes para el pronto funcionamiento de esta institución, y también porque nuevos actores participarían en la toma de decisiones.
En la reunión estuvo presente Hela Cheikhrouhou, elegida recientemente Directora Ejecutiva del Fondo, así como miembros y alternados que asumieron su asiento por primera vez. Entre ellos podemos mencionar a los representantes de Brasil, Ecuador, Filipinas, República Dominicana y Arabia Saudita,  entre otros. A continuación presento un breve resumen de las decisiones más sobresalientes del encuentro en París. El documento final con las todas las decisiones estará disponible en la página web del Fondo Verde Climático (en inglés). El modelo de negocio del Fondo. Durante los tres días de reunión, la Junta logró avances importantes sobre el modelo de negocio del Fondo; sobre todo en relación con las áreas iniciales de resultado, y las reglas estructurales y operativas de los diferentes comités y grupos de trabajo, así como del Secretariado. Estableció además las guías para asegurar que el marco de normas para la pronta operación del Fondo se complete en 2014. Entre las normas más sobresalientes tenemos:
  • Objetivos, resultados e indicadores de rendimiento y el marco de manejo de resultados. Después de más de seis horas de discusión, la Junta llegó a un acuerdo sobre los resultados iniciales del Fondo, sus indicadores de rendimiento y un marco de manejo de resultados. Esta decisión no fue fácil. Estuvo acompañada de una serie de preocupaciones, transmitidas particularmente por representantes de países en desarrollo y referidas concretamente a la agricultura, la implementación de REDD+[1], el alcance de los recursos con los que cuenta el Fondo para lograr los resultados esperados, y la forma de encontrar un balance entre los objetivos del Fondo y las prioridades de los países en desarrollo.
En cuanto a resultados iniciales, la Junta decidió los siguientes:
  1. Diseño y planificación de ciudades para apoyar actividades de mitigación y adaptación;
  2. Eficiencia energética en edificios y sus componentes;
  3. Eficiencia energética en procesos industriales;
  4. Transporte bajo en emisiones;
  5. Acceso energético bajo en emisiones;
  6. Generadores de energía bajo en emisiones de pequeña, mediana y grande escala;
  7. Manejo sostenible de uso de tierras que apoyen actividades de mitigación y adaptación;
  8. Manejo sostenible de bosques que apoyen actividades de adaptación y mitigación incluyendo aforestación[2], y reducción de la degradación de bosques;
  9. Implementación de REDD+;
  10. Actividades de adaptación para reducir vulnerabilidades relacionadas con el cambio climático;
  11. Selección de actividades “primordiales” que logren resultados en el área de adaptación;
  12. Preparación y construcción de capacidades para actividades de adaptación y mitigación;
  13. Aumento proporcional de acciones efectivas de adaptación basadas en la comunidad (CBA); y
  14. Apoyo para la coordinación de bienes públicos como “centros de conocimiento” por ejemplo.
Estos resultados iniciales no son exclusivos. Tienen como fin empezar a direccionar hacia dónde quiere ir el Fondo. Para muchos representantes de países en desarrollo, esa decisión implica menos posibilidades de que el dinero vaya realmente a lograr los resultados que ellos crean prioritarios, pero, según los representantes de países desarrollados, sin una definición mínima de qué resultados se quiere lograr, es muy difícil que sus gobiernos se comprometan a dar recursos al FVC. Por otro lado, se decidió que el marco de manejo de resultados debe incluir un efectivo sistema de monitoreo y evaluación de los mismos, así como de los impactos de las inversiones realizadas por el Fondo, de su organización y operación. Ese marco debe contener indicadores medibles, transparentes, efectivos y eficientes para apoyar las operaciones del Fondo, incluyendo sugerencias sobre cómo el Fondo puede manejar el progreso de los co-beneficios sociales y ambientales, y el manejo del enfoque sensible a la igualdad de género. Se eligieron indicadores de rendimiento para actividades de mitigación, adaptación y actividades del Fondo “con impacto transformativo”. Una de los resultados que quedó sin indicadores fue el relacionado con la implementación de REDD+; Brasil insistió en no adoptarlos ya que REDD+ se encuentra en proceso de negociación ante la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC).
  • Contribuciones financieras. La Junta decidió que serán otorgadas por países desarrollados pero que el Fondo tendrá también un grado de flexibilidad para recibir contribuciones financieras, mismas que pueden venir del sector privado, incluyendo fuentes alternativas. Sobre el último punto, la Junta solicitó al Secretariado elaborar un documento explicando qué se entiende por fuentes alternativas, el cual se espera esté listo para la segunda reunión del 2014.
  • Designación de recursos. La Junta determinó que la misma se basará en temas o actividades. A su vez, decidió que inicialmente se destinarán recursos para adaptación, mitigación y para la facilidad del sector privado (PSF por sus siglas en inglés Private Sector Facility). Para adaptación, se tendrá en cuenta la habilidad que tenga la actividad propuesta para demostrar su capacidad de lograr la adaptación a los impactos del cambio climático y que, a su vez, promueva el desarrollo sostenible y un cambio de paradigma; y que atienda las necesidades inmediatas y urgentes de países vulnerables: particularmente los Estados africanos, los países menos desarrollados (LDCS por sus siglas en inglés Least Developed Country States) y los pequeños estados insulares en desarrollo (SIDS por sus siglas en inglés Small Islands Developing States). En el caso de mitigación, se asignarán recursos para actividades que tengan el potencial de limitar y reducir gases de efecto invernadero en el contexto de la promoción de un cambio de paradigma. Finalmente, en relación con el PSF, se otorgarán recursos para actividades que demuestren promover un cambio de paradigma mediante el financiamiento directo e indirecto de mitigación en el sector privado; la promoción de la participación de actores del sector privado en países en desarrollo (particularmente empresas pequeñas y medianas); y la participación de intermediarios financieros locales.   
  • La apropiación doméstica. Durante la reunión, se habló del “procedimiento de no objeción” (“no-objection procedure” en inglés), el cual requeriría la aprobación de una autoridad nacional designada (NDAs por sus siglas en inglés) a nivel país para cualquier actividad del Fondo. De esa forma, se estaría asegurando desde un inicio la apropiación doméstica de tal actividad, así como la participación activa de la sociedad civil. La Junta no pudo llegar a un acuerdo sobre adoptar o no este tipo de procedimiento. Por ello se pidió al Secretariado que complemente el documento elaborado como base para la reunión en París y lo actualice tomando en cuenta las recomendaciones generadas para que la decisión sea tomada en la siguiente reunión.
  • Los instrumentos financieros. Se decidió tomar en cuenta una serie de criterios mínimos para la elaboración de términos y condiciones generales para préstamos condicionados y subvenciones. Se solicitó al Secretariado que elabore los términos y condiciones generales que serán considerados por la Junta en la primera reunión del 2014.
  • Acceso a recursos. La Junta decidió que para que la elaboración de un marco de políticas al respecto sea transparente, objetiva y creíble, es necesario contar con un equipo de expertos que ayude a definir los componentes de dicho marco, incluyendo los principios fiduciarios, estándares y salvaguardas socio-ambientes. Se determinó así conformar un equipo de ocho expertos: cuatro de estos serán elegidos por la Directora Ejecutiva del Fondo y los restantes serán miembros de la Junta Directiva.
Logo del Fondo. En Corea, durante la cuarta reunión de la Junta, se había decidido someter a concurso el diseño del logo del FVC. En París se indicó que las propuestas recibidas no eran las adecuadas para representar la identidad e imagen del Fondo. Por ello se determinó cancelar la competencia y contratar a un diseñador profesional para la creación del logo. Disposición y apoyo financiero para la preparación. El apoyo financiero a países en desarrollo que necesiten “prepararse” para cumplir con los requisitos y criterios básicos para acceder a recursos del Fondo Verde Climático fue un tema clave en París. La Junta aprobó la concesión a países que así lo necesiten de apoyo financiero para lo que en inglés se conoce como “readiness and preparatory support” (“disposición y apoyo para la preparación”). A pesar de que la mayoría de los miembros resaltaron la importancia de que el FVC otorgue este tipo de apoyo económico, algunos de ellos exhortaron a la Junta a que el mismo no sea un prerrequisito o condición para obtener recursos del Fondo, sino más bien para incrementar las capacidades de aquellos países que tienen más dificultades a la hora de gestionar recursos internacionales. Este apoyo financiero servirá para: a)      La preparación de programas, estrategias de desarrollo o planes que sean bajos en emisiones y resilientes[3] al cambio climático; b)      El apoyo y fortalecimiento de capacidades institucionales a nivel país, incluyendo la coordinación de país y los mecanismos de consulta de múltiples actores ya que los mismos son importantes para el establecimiento y operación de las NDAs y los puntos focales de país;  y c)       La ayuda a entidades implementadoras e intermediarias para que cumplan con los principios fiduciarios, los estándares y las salvaguardas socio-ambientales del Fondo a fin de acceder a sus recursos. Plan de trabajo de la Junta para el 2014. El plan contempla una serie de actividades a ser realizadas en tres reuniones. Abarca cuestiones relacionadas con modalidades de acceso y apropiación doméstica, modalidades de programación, la facilidad del sector privado, asuntos estratégicos e institucionales, y la movilización de recursos y mecanismos como estándares de responsabilidad. Un tema interesante fue que Brasil pidió incluir la revisión de la decisión que impide la transmisión en vivo de las reuniones de la Junta en el plan de trabajo. La sugerencia fue apoyada por la mayoría de los miembros de los países en desarrollo. Movilización de recursos. La Junta acordó que el proceso de movilización de recursos comenzará lo antes posible en una fase inicial. Varios miembros, particularmente los representantes de países en desarrollo, pidieron definir con precisión el momento en el que dicho proceso inicial arrancará, pero el representante de Estados Unidos no estuvo de acuerdo con poner fechas antes de tener reglas claras sobre las modalidades de acceso. Asimismo, se decidió que durante las dos primeras reuniones en 2014, la Junta se enfocará en completar los requisitos esenciales para que el Fondo pueda recibir, manejar, programar y desembolsar recursos. De su parte, el Secretariado empezará a realizar los arreglos necesarios con donantes interesados para que, a más tardar, a los tres meses de haberse adoptado los requisitos esenciales sobre el uso de recursos, el Fondo pueda comenzar el proceso inicial de movilización de recursos. Finalmente, las políticas, procedimientos y documentos necesarios para lograr la primera reposición de recursos serán decididos durante la primera reunión de la Junta en 2014. Enfoque sensible a la igualdad de género. La Junta resolvió considerar en su primera reunión de 2014 un enfoque sensible a la igualdad de género para los objetivos y políticas operacionales del Fondo. A la vez, solicitó al  Secretariado que elabore un documento con opciones para lograr que el Fondo incluya ese enfoque. Dicho documento debe ser elaborado mediante un proceso de consulta con instituciones relevantes y organizaciones observadoras del proceso. Participación de los observadores en las reuniones de la Junta. El tema de la sociedad civil estaba incluido en la agenda de la reunión de París, pero como parte de un documento informal. No había certeza de si iba o no a ser tratado durante las discusiones. Ante ello, uno de los representantes de la sociedad civil solicitó a la Junta que, dada la falta de tiempo para abordar el tema, se elabore un documento formal sobre la participación de observadores en las reuniones y que el mismo sea tratado en la primera reunión de 2014. La petición fue aprobada. Selección de los nuevos presidentes de la Junta. La elección de los nuevos directores de la Junta Directiva del FVC tuvo lugar a puerta cerrada y sin muchos percances. Los miembros elegidos fueron el Sr. Manfred Konukiewitz, de Alemania, y el  Sr. José María Clemente Sarte Salceda, de Filipinas. Próxima reunión. La siguiente reunión de la Junta Directiva del Fondo Verde Climático se efectuará del 19 al 21 de febrero de 2014 en la ciudad de Bali, Filipinas. Conclusiones. La quinta reunión de la Junta Directiva del Fondo Verde Climático avanzó en la consolidación de la estructura operativa del Fondo y logró demarcar las tareas necesarias para su pronta operación; pero aún queda mucho por hacer. El 2014 será un año difícil y determinante para la credibilidad de esta institución, ya que, no solamente se requiere de esfuerzos adicionales para su pronta operación, sino que esto debe hacerse de manera que el Fondo promueva un cambio de paradigma, hacia un desarrollo bajo en emisiones y resiliente al cambio climático.


[1] Programa de Reducción de Emisiones de Carbono causadas por la Deforestación y la Degradación de los Bosques, incluye el signo + incluye la conservación y manejo sostenible de bosques y la mejora del capital de carbono forestal
[2] Plantación de nuevos bosques en tierras dónde históricamente no los ha habido.
[3] Capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e, inclusive, ser transformado por ellas
Leído 1700 veces Modificado por última vez el Martes, 10 Febrero 2015 17:26
Andrea Rodríguez Osuna

Andrea Rodríguez es la asesora legal para cambio climático en la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) y trabaja desde las oficinas de AIDA en la Ciudad de México. Es abogada de la Universidad Católica Boliviana, tiene una maestría en Desarrollo Sostenible de la Universidad de Uppsala y otra maestría en Derecho Ambiental Internacional de la Universidad de Estocolmo en Suecia. Fue recientemente elegida como parte del Consejo Administrativo del Climate Action Network Latin America (CANLA) para apoyar las tareas de coordinación de esta red.

Lo último de Andrea Rodríguez Osuna