Imprimir esta página
Miércoles, 30 Octubre 2013 04:44

Infraestructura limpia, moderna y duradera

Escrito por 
[caption id="attachment_6934" align="aligncenter" width="300"]monica_araya Monica_Araya[/caption] Hace años que la agenda ambiental costarricense dejó de ser valiente y pionera. El actual rezago es resultado de múltiples factores, desde orgullo (cuesta admitir que otros hacen más y presumen menos) hasta rigideces ideológicas (se estigmatiza con etiquetas binarias de “neoliberalismo” o “comunismo”). Mientras tanto, un gran reto climático de Costa Rica queda desatendido en su forma más urbana y cotidiana con el aumento de las emisiones de carbono de nuestro indigno transporte de muflas negras y frustrantes presas.
El reto climático global obliga a un replanteamiento de la agenda ambiental nacional que empieza por dejar de reducir ésta a un deber “ambientalista.” En esencia, lo que tenemos por delante es un gran reto de inversión en infraestructura compatible con el clima y de propiciar un nuevo consenso que movilice inversión hacia la misma. Es decir, movilizar capital público y privado, local e internacional, hacia infraestructura apta para el siglo XXI. La dimensión energética es vital (¿queremos o no un modelo anclado en combustibles fósiles como el petróleo o el gas natural?) y este debate debe ser transparente y permeable a realidades cambiantes. Sin embargo, el escandaloso rezago en la agenda ambiental costarricense es en materia de adaptación al cambio climático. Si el mundo ataca o no el reto climático, el efecto agregado estará fuera de nuestro control. Pero sí podemos y debemos controlar nuestra respuesta a un mundo con calentamiento global, dado que evadir esta responsabilidad nos expone a la pérdida potencial de vidas así como de capital natural y económico. ¿Por qué correríamos este riesgo? Hay que ampliar la imaginación del gobierno de turno más allá del modelo climático anclado en la “compra y venta” de créditos de carbono (hace poquísimos días se anunció un banco verde nacional para insistir en este nicho y promoverlo ante donantes en la cumbre del clima). Con tanto en juego para Costa Rica, ha llegado la hora de elevar la importancia del reto climático a estatus de política de Estado, de forma que protejamos a las personas, los ecosistemas y la infraestructura productiva. El istmo centroamericano es altamente vulnerable al cambio climático. Los escenarios sugieren que en este siglo enfrentaremos riesgos diversos desde exceso de lluvia hasta sequías extremas. Debemos hacernos preguntas explícitas: ¿Cómo empezar a invertir en infraestructura que reduzca este creciente riesgo? ¿Cómo cooperar con la región en materia de adaptación? ¿Cómo financiar nueva infraestructura para no perder en días lo que llevó años construir? Debate urgente. Urge abrir un debate nacional en materia de ambiente, infraestructura y desarrollo con números y hechos científicos. Como un primer paso se debe delinear con transparencia el mapa de ganadores y perdedores de la infraestructura energética y de transporte que predomina. versus un modelo decididamente bajo en emisiones y alto en calidad de vida. Y sobretodo se debe diseñar una estrategia para lidiar con los intereses particulares que resistirán los cambios que beneficiarían a una mayoría. Imaginemos la oposición que enfrentaría un tren eléctrico o una reforma de la forma de dar concesiones de infraestructura urbana. Movilizar la inversión pública y privada en infraestructura resiliente al cambio climático será más viable, si hacemos más visibles los riesgos climáticos que enfrentaremos y cuantificamos las posibles pérdidas humanas, productivas y de nuestro valioso capital natural. Debido a que el cambio climático en Costa Rica requiere política pública de largo plazo, no podremos continuar con enfoques voluntarios que no atacan los problemas estructurales. La Agenda Nacional -un conjunto de propuestas independientes y estratégicas para construir la Costa Rica del futuro- propone la creación de un Plan Nacional de Ambiente y Desarrollo de 20 años. El objetivo central: integrar la dimensión ambiental en los otros sectores y que a partir de esta década el país ya no trate lo ambiental y climático como si fueran temas aislados. Esta noche será lanzado un documento con propuestas concretas. Los meses de campaña ofrecen una valiosa plataforma para estimular reflexiones sobre cómo cerrar la brecha entre el país que tenemos y el país que queremos. Es imperativo que los especialistas en temas climáticos pidamos a los candidatos posiciones específicas y realistas en cuanto a infraestructura limpia, moderna y resiliente al cambio climático. Llegó la hora de articular no solo qué se hará sino cómo crear nuevos consensos políticos, especialmente en la Asamblea Legislativa. Si a partir de 2014 Costa Rica reorienta la agenda ambiental hacia un enfoque de infraestructura de siglo XXI, saldremos del actual rezago y volveremos a ofrecer ideas de vanguardia. *Economista, especialista en estrategias de desarrollo bajo carbono. (Este artículo fue publicado en Diario Extra de Costa Rica).
Leído 2161 veces Modificado por última vez el Martes, 10 Febrero 2015 19:18
Monica Araya

Dr. Mónica Araya is Costa Rican expert on climate and low-carbon development who has worked on sustainability issues for over 20. She is Founder and Director of Costa Rica Limpia - a citizen platform to advance new thinking on environment, development and democracy. She was negotiator for her country in the climate negotiations. She collaborates frequently with leaders in government, business, academia, non-profits and think tanks in several countries. She is a member of the Steering Committee of the UNEP Emissions Gap Report and Co-Chair of the
Latin American LEDS Platform. She obtained a Masters in Economic Policy at Universidad Nacional in Costa Rica and Master and Doctorate in environmental management from Yale University.
For publications see www.monica-araya.com and www.costaricalimpia.org

La Dra. Mónica Araya es una experta costarricense en cambio climático y desarrollo bajo en carbono. Es Fundadora y Directora Ejecutiva de Costa Rica Limpia, una plataforma ciudadana para promover nuevos planteamientos en desarrollo, ambiente y democracia. Ha sido negociadora por su país, Costa Rica, en las negociaciones del clima. Colabora regularmente con líderes en el sector gubernamental, empresarial, academia, entidades sin fines de lucro y think tanks en varios países. Es miembro del Comité Directivo de la PNUMA Emissions Gap Report y Vice Presidenta del Comité Directivo de la Plataforma Latinoamericana LEDS. Obtuvo una Maestría en Política Económica de la Universidad Nacional de Costa Rica y una Maestría y Doctorado en gestión ambiental en la Universidad de Yale.
Para sus publicaciones ver www.monica-araya.com y www.costaricalimpia.org

Lo último de Monica Araya

Artículos relacionados