Imprimir esta página
Domingo, 23 Septiembre 2012 19:59

¿Podría Ecuador tomar un rol más central sobre cambio climático dentro de ALBA? Destacado

Escrito por 
Por Guy Edwards y Susanna Mage* En un editorial en The New York Times, Anita Isaacs sugiere que la decisión de Ecuador de otorgar asilo a Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, tiene poco que ver con las relaciones entre Gran Bretaña y Ecuador, ni con los derechos humanos.  Isaacs plantea que el presidente de Ecuador, el Sr. Rafael Correa, intenta fomentar apoyo en el frente domestico en la fase previa a las elecciones presidenciales, antagonizar a los EE.UU, y situarse como un aspirante potencial para el liderazgo de la izquierda de Latinoamérica, dado el declive del presidente venezolano Hugo Chávez.
El presidente Chávez es el partidario y principal promotor de ALBA – la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América – la coalición de países izquierdistas latinoamericanos que consiste de Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas. El bloque ha adoptado varias posturas audaces con respeto al cambio climático, incluso en Copenhague, cuando impidiendo un consenso del poco popular Acuerdo Copenhague, la negociadora principal venezolana Claudia Salerno, exigiendo el derecho a hablar golpeó la placa con el nombre de su país contra la mesa con tanta fuerza que se cortó la mano. El bloque ALBA conjuntamente ha insistido en mayor transparencia en las negociaciones climáticas del ONU y en el mantenimiento de la unidad del grupo China G77+ (compuesto de 134 países en vías de desarrollo).  Sin embargo, en lo que se refiere al uso de los mercados de carbono – que sostiene al Protocolo de Kioto - los miembros individuales de Alba mantienen posiciones distintas. Bolivia y Venezuela se han opuesto firmemente en contra de los mercados mientras que Ecuador los apoya, e invita inversiones bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio. Potencialmente Ecuador tiene influencia suficiente para tomar un rol más activo dentro de ALBA en las negociaciones climáticas.  En Latinoamérica, donde la competencia es reñida  para determinar quien merece crédito por tomar acción en cambio climática, Ecuador ha hecho contribuciones importantes a través de la iniciativa Yasuní-ITT, el desarrollo de un programa nacional REDD (para reducir a la deforestación), y el Plan de Acción Climático en Quito.  En las negociaciones climáticas de Quito, Ecuador ha logrado la reputación de un miembro más pragmático en comparación con los otros miembros de ALBA. En la COP16 y COP17 (Conferencia de Partidos sobre cambio climático), la presidencia eligió a Ecuador como facilitador durante las negociaciones sobre los asuntos de REDD y la adaptación, respectivamente. Venezuela también está tomando algunas acciones en cuanto al cambio climático.  En la COP17, el discurso de la conferencia de la Dra. Salerno aludió a aquellos esfuerzos como la reforestación de 31 mil hectáreas desde 2006 a través la Misión Árbol. También ha distribuido más de 70 millones de bombillas de bajo consumo energético, fundó una iniciativa nacional para la energía eficiente y fue el primer país en crear una Estrategia Nacional para la Conservación de la Diversidad Ecológica entre los años 2010-2020. Sin embargo, fue solo este año que Venezuela anunció su plan para implementar un programa para restringir la emisión de los gases de efecto invernadero a través de cuatro sectores, incluso su industria petrolera.  Los escépticos sugieren que las reformas no tendrán la posibilidad de ser implementadas, y que el gobierno carece de la voluntad política para enfrentar este asunto. Venezuela tiene las reservas de petróleo comprobadas más grandes del mundo y los ingresos del petróleo cuentan por más del 50% por presupuesto federal.  Según ClimaScopio 2012, que evalúa las inversiones climáticas en la región, Venezuela ocupó la vigésima cuarta posición entre 26 países en su habilidad de atraer capital para invertir en fuentes de energía de bajo uso de carbono y para sostener esfuerzos para construir una economía ecológica.  El prospecto de un futuro de bajo uso de carbono y la posibilidad de un régimen climático internacional robusto parece presentar varios obstáculos para Venezuela. Tomando en consideración alguno de los esfuerzos de Ecuador para enfrentar el cambio climático en un nivel domestico y su actitud pragmática en las negociaciones, el país Andino podría ofrecer a ALBA una perspectiva más progresiva sobre cambio climático. Ecuador tiene la oportunidad de insistir en una mayor ambición en las negociaciones climáticas de la ONU, y podría actuar como un puente entre ALBA y  los otros países latinoamericanos, con la posibilidad de abrir nuevos caminos para mayor acción y colaboración.  Ecuador también podría intentar elevar el nivel de acción que rodea el cambio climático dentro de instituciones regionales – incluso UNASUR (la Unión de Naciones Suramericanas), cuya Secretaria General está ubicado en Quito. El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, busca mayor prominencia en la región, como ilustra el caso de alto perfil de Julian Assange.  Con respecto a las negociaciones para seguir adelante y resolver el complejo tema de cambio climático, Ecuador tiene la posibilidad de encaminar a ALBA en una nueva dirección.   *Universidad de Brown Gracias a Sophie Laing, estudiante de posgrado en Globalización y Desarrollo en Latinoamérica en UCL, por la traducción de este artículo y Gabriela Pérez por la revisión del mismo.  
Leído 2000 veces Modificado por última vez el Miércoles, 11 Febrero 2015 17:07
Guy Edwards

Guy Edwards is a Research Fellow at the Center for Environmental Studies, Brown University, where he manages a research project on the politics of climate change in Latin America. Along with co-author, Professor Timmons Roberts, he is currently writing a book on Latin American leadership on climate change for MIT Press. He has also written various academic papers, policy briefs and op-eds for a number of different publications. As co-founder of Intercambio Climático and formerly co-editor of the website, Guy has worked closely with the Latin American Platform on Climate and the Latin American office of the Climate and Development Knowledge Network. He has also worked for the Overseas Development Institute, the consultancy River Path Associates and as the resident manager of the Huaorani Ecolodge in the Ecuadorian Amazon.

Web: twitter.com/guyedwards

Lo último de Guy Edwards

Artículos relacionados