Imprimir esta página
Miércoles, 25 Julio 2012 12:02

Amazonia boliviana: La fragilidad del paraíso Destacado

Escrito por 
La pobreza, desempleo, mortalidad, salud, desnutrición, así como otros indicadores sociales y ambientales, son peores en la Amazonía boliviana que en el resto del país, revela una investigación. El estudio también muestra que existen diferentes concepciones de la “Amazonia”, y que los indicadores convencionales no reflejan adecuadamente su realidad.
La pobreza extrema en la Amazonía boliviana alcanza a casi 6 de cada 10 personas (56%), y la mitad de la población económicamente activa trabaja informalmente por cuenta propia. La mortalidad materna es casi el doble que la del resto del país; además, la malaria es 4 veces mayor, y la mortalidad infantil amazónica es casi 3 veces más alta, que la meta comprometida internacionalmente por Bolivia para el 2015. La desnutrición en menores de 5 años es tres veces mayor, y la cobertura de vacunación está 13 puntos porcentuales por debajo de la meta acordada por el país, para dentro de 3 años. También la incidencia de dengue, leishmaniasis, y otras enfermedades, son más altas que el resto del país. Ambientalmente, la deforestación sigue creciendo en la Amazonía boliviana, a pesar de innegables avances en legislación, y del aumento en la cantidad de Áreas Protegidas y Territorios Indígenas, legalmente reconocidos. La Amazonía boliviana ocupa desde dos tercios del país hasta un poco más de una décima parte, según el criterio utilizado. Si se utiliza el criterio de cuenca es el 66% del país: todo el territorio surcado por ríos tributarios del Amazonas. Este criterio es importante para manejo de cuencas, porque lo que sucede aguas arriba afecta abajo. Si se sigue el criterio de vegetación, la Amazonía boliviana alcanza el 44% del país. Los investigadores adoptan este criterio como el más adecuado, llamado técnicamente “bio-geográfico” o ¨bioma¨. Incluye 88 municipios y 5 departamentos: Pando y Beni completamente; así como gran parte de los departamentos de La Paz, Cochabamba, y Santa Cruz. En la Constitución Política del Estado de Bolivia hay un capítulo sobre la Amazonía, en el que abarca el 13% del país, incluyendo el departamento de Pando en su totalidad, y sólo el norte de los departamentos de Beni y La Paz. Es el área donde tuvo mayor auge la economía de la siringa, caucho, o goma, así como también de la castaña. En la Amazonía boliviana, siguiendo el criterio asumido por la investigación, habitan 1,6 millones de personas, el 15% de la población nacional. De ellos, 6 de cada 10 están asentados en áreas rurales, y sólo 4 de cada 10 en asentamientos urbanos. La información fue publicada en el libro “La Amazonía Boliviana y los Objetivos de Desarrollo del Milenio” (ODM), que analiza los indicadores socio-económicos y ambientales.   Los países en desarrollo, entre ellos Bolivia, acordaron metas concretas para mejorarlos en las Naciones  Unidas, comprometiéndose alcanzarlas el año 2015. La investigación fue promovida por Articulación Regional Amazónica (ARA), una red de organizaciones que trabajan en la Amazonía boliviana. Los investigadores consideran que es “necesario desarrollar otros indicadores que midan mejor el bienestar social y ambiental, teniendo en cuenta la realidad amazónica”. Por ejemplo, “los ODM miden la pobreza por ingreso monetario y consumo, pero un amazónico puede no tener dinero y, sin embargo, obtiene suficiente alimento del bosque, durante un tiempo casi indefinido”, explicaron los investigadores. “Para ellos, pobreza no es la falta de dinero: más bien es no tener acceso a su territorio, de donde obtienen alimentos, medicinas, y materiales para viviendas, canoas, y otros enseres utilitarios”, afirmaron. El libro será presentado en Santa Cruz, Bolivia, el viernes 27 de julio a las 10:00 a.m. en el Centro Patiño, calle Independencia esquina Suarez de Figueroa. El ingreso es libre y se distribuirán ejemplares gratuitamente.
Leído 3246 veces Modificado por última vez el Martes, 10 Febrero 2015 16:43
Alain Muñoz

Alain Muñoz trabajó diez años en agencias publicitarias (1985 - 1995). Luego cambió la ciudad por la selva, empezando a trabajar con Parques Nacionales. Promovió la conservación de la naturaleza, estableció comunicación intercultural con pueblos indígenas, y buscó sensibilizar al público urbano. Escribió tres libros y numerosos artículos en la prensa. Ganó una de las Becas AVINA de Investigación Periodística para el Desarrollo Sostenible en 2008. Creó ECOcom, empresa especializada en comunicación para el Desarrollo Sostenible.

Web: twitter.com/alainmunoz

Lo último de Alain Muñoz

Artículos relacionados