Martes, 24 Enero 2012 12:01

Los gobiernos y la sociedad civil latinoamericanos combinan sus fuerzas en la COP17 Destacado

Escrito por 
La COP17 fue un punto de inflexión para la participación de la sociedad civil latinoamericana en las negociaciones de la CMNUCC. Las organizaciones de la sociedad civil (OSC) interactuaron activamente con los gobiernos en estos debates y, a su vez, los gobiernos hicieron esfuerzos por entablar conversaciones con la sociedad civil. Este mayor nivel de intercambio puede observarse en dos niveles.
El primer nivel está en los encuentros conjuntos para fomentar el diálogo y la cooperación. Las delegaciones nacionales organizaron reuniones abiertas, invitando a las OSC a participar, mientras que las OSC invitaron a las delegaciones nacionales a los eventos organizados por ellas. Durante la COP17, los países ALBA, representados por Bolivia, Ecuador, Venezuela y Cuba, organizaron una reunión con  las OSC latinoamericanas para tratar sus posiciones clave, enfocándose en el Protocolo de Kioto y el Fondo Climático Verde. Bolivia pone el énfasis en crear espacios para la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones relacionadas con el cambio climático. Aunque la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones nacionales en Bolivia es menos robusta, a escala mundial, Bolivia aporta un ímpetu importante a las redes mundiales del activismo relacionado con el cambio climático. Los esfuerzos de Bolivia por incluir a la sociedad civil datan desde la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, celebrada en la ciudad boliviana de Cochabamba en abril del 2010. El Presidente boliviano, Evo Morales, y el Presidente venezolano, Hugo Chávez, acompañaron a 30.000 activistas de todo el mundo al exigir la justicia climática. El Acuerdo de los Pueblos de Cochabamba, que surgió de la Conferencia, expuso una serie de demandas, incluyendo el llamado a los países desarrollados para reconocer y pagar su deuda climática. En Durban, los otros países ALBA siguieron con esos esfuerzos por asegurar un proceso más participativo de negociaciones – al menos hasta cierto punto. Esto podrá explicarse por una gama de factores. En primer lugar, hay el imperativo estratégico. Los países ALBA y particularmente Bolivia, que estuvo solo al rechazar los Acuerdos de Cancún, requieren el apoyo de las OSC para lograr la legitimidad y cobertura para poder adoptar una determinada posición en las negociaciones. Hay un mayor reconocimiento de la capacidad de la sociedad civil para comunicarse rápida y eficazmente con diversos públicos y bases de apoyo. En segundo lugar, el peso político de la sociedad civil en el Ecuador, Bolivia y Nicaragua presenta un motivo importante para interactuar con estos actores. Las OSC pueden resultar socios difíciles y quisquillosos, y sería imprudente arriesgar el desprestigio en el país, al desaprovechar las oportunidades de participación y cooperación en estos debates. Las OSC latinoamericanas también han sido proactivas, entrando en contacto con las delegaciones nacionales. A partir de su formación en marzo del 2011, la Iniciativa Construyendo Puentes reúne a plataformas y redes latinoamericanas para mejorar la coordinación, comunicación y diálogo entre las OSC y las/los negociadores en los debates de la CMNUCC. En dos ocasiones durante la COP17, Construyendo Puentes sesionó con las delegaciones de varios países–incluyendo Perú y Panamá–para analizar los puntos principales de esos países en las negociaciones. Estas reuniones fueron la oportunidad para que las OSC tomaran el pulso de los debates en base a las perspectivas de las/los delegados nacionales, y ofrecer recomendaciones específicas en un ambiente abierto y participativo. El segundo nivel se enfoca en aumentar los niveles de la participación de las OSC dentro de las delegaciones nacionales. La COP17 fue la primera vez que una delegación mexicana haya incluido a miembros de OSC entre sus integrantes. La delegación boliviana también incluyó un número limitado de representantes de la sociedad civil. Por otro lado, la delegación brasileña ha incluido a veintenas de representantes de la sociedad civil y del sector privado en ocasiones pasadas. Parece que la participación de las OSC en las delegaciones tiene un efecto simbiótico. Las delegaciones gubernamentales pueden aprovechar a los medios de comunicación social, las destrezas de traducción y la experticia científica, como en el caso del Gobierno de Ruanda, que invitó al anterior Asesor Científico Principal del Reino Unido, Sir David King, para participar en su delegación. Estos delegados/as de las OSC también pueden ser parte de las redes de la sociedad civil y se les puede pedir que hagan las conexiones con estos públicos grandes para apoyar la difusión de las posiciones y demandas de los gobiernos. Las/los representantes de las OSC que trabajan en las delegaciones tienen acceso insuperable a los mecanismos internos de las negociaciones de la CMNUCC–oportunidad especial, dado el carácter tradicionalmente cerrado y secreto de los debates. El potencial de que las OSC influyan en el proceso desde dentro es una oportunidad que no debe subestimarse. Un mayor compromiso, diálogo e interacción entre las delegaciones y organizaciones de la sociedad civil latinoamericanas a nivel organizacional e individual serán beneficiosos para ambos actores, así como para adelantar las negociaciones de la CMNUCC. Dado el alto nivel de preocupación de la ciudadanía latinoamericana sobre los temas climáticos, debe fomentarse una continua interacción entre estos actores para asegurar un proceso más participativo y democrático a nivel nacional e internacional.
Leído 1698 veces Modificado por última vez el Miércoles, 11 Febrero 2015 17:15
Guy Edwards

Guy Edwards is a Research Fellow at the Center for Environmental Studies, Brown University, where he manages a research project on the politics of climate change in Latin America. Along with co-author, Professor Timmons Roberts, he is currently writing a book on Latin American leadership on climate change for MIT Press. He has also written various academic papers, policy briefs and op-eds for a number of different publications. As co-founder of Intercambio Climático and formerly co-editor of the website, Guy has worked closely with the Latin American Platform on Climate and the Latin American office of the Climate and Development Knowledge Network. He has also worked for the Overseas Development Institute, the consultancy River Path Associates and as the resident manager of the Huaorani Ecolodge in the Ecuadorian Amazon.

Web: twitter.com/guyedwards

Información

PCL

© 2010 Plataforma Climatica Lationamericana

Una iniciativa sin precedentes que busca construir respuestas desde América Latina al problema global del cambio climático

Disclaimer

Contacto PCL

Fundación Futuro Latinoamericano
Secretaría Ejecutiva

Plataforma Climática Latinoamericana
+593-2-223-6351
daniela.contreras@ffla.net

Dirección:
Guipuzcoa E16-02 y Av. La Coruña

Quito - Ecuador

En alianza con

FFLA    Fundación Futuro Latinoamericano Secretaría Ejecutiva de la PCL
     
AVINA    Con apoyo de Fundación AVINA