Imprimir esta página
Sábado, 28 Mayo 2011 03:44

Diplomacia Latino Americana, la clave para el éxito en las negociaciones de Clima en Durban Destacado

Escrito por 
América Latina representa un microcosmos de los desafíos que enfrentan las conversaciones internacionales sobre el cambio climático. La diversidad de sus países y sus economías, las diferencias en sus emisiones anuales y la vulnerabilidad, sus posturas ideológicas, la diversidad de las políticas extranjeras y de miembros de diversos foros regionales e internacionales aseguran que las diferentes perspectivas sobre el cambio climático son comunes.
Sin embargo, esta diversidad no significa que el progreso sea inalcanzable. De hecho, puede ser todo lo contrario. La excelente dirección de la presidencia de México en la COP16 en 2010 y el fuerte apoyo de América Latina de ese esfuerzo sugiere incrementar el pragmatismo de los gobiernos de la región. Este enfoque pragmático es demostrado por los que lideran este esfuerzo. El compromiso de Costa Rica de convertirse en carbono neutral para el año 2021, el plan de Brasil para frenar la deforestación dentro de sus fronteras en un 80% al 2020 y el programa especial de Cambio Climático de México 2009-2012, que establece una reducción voluntariade las emisiones de un 50% en 2050 en comparación con un año de referencia (año 2000), son notables. Una acción a nivel regional, como la de los EE.UU. condujo a la asociación Energía y Clima de las Américas y a los esfuerzos de CARICOM para crear un Marco Regional para Lograr el Desarrollo con Capacidad de asumir el cambio climático, ilustra los puntos en común y valores compartidos por algunos países que proporcionan la base para el compromiso. Desde el nacimiento de la CMNUCC en 1992 en la Cumbre de la Tierra en Rio de Janeiro, hemos sido testigos de grandes transformaciones en toda América Latina en relación a cómo perciben los gobiernos el tema climático. Países de América Latina han pasado de tratar el cambio climático como un problema externo a la aceptación de que cada país debe desempeñar su papel de proteger a sus ciudadanos presentes y futuros y reducir las emisiones, independiente de su tamaño. En la actualidad existe un alto nivel de conocimiento y conciencia de la importancia de este problema tanto a nivel nacional como internacional para América Latina. La exitosa experiencia de la presidencia de México de la COP16 puede servir como punto de referencia para la importante diplomacia climática entre los países de América Latina en el período previo a las negociaciones sobre el clima que se realizarán en Durban en diciembre 2011. Esta intensificación de la diplomacia debería centrarse en promover una mayor voluntad colectiva entre los países latinoamericanos y sus socios globales, que debe transmitir la urgencia de la situación. El nuevo pragmatismo y niveles de acción que no han sido tomados sobre el cambio climático, debe continuar y fortalecerse. Los crecientes niveles de conciencia sobre el tema climático deberían procurar tratarlo como un riesgo sistémico para ser integrado en las prioridades políticas convencionales, como la seguridad, la prosperidad y la creación de empleo. Asegurar un tratado internacional justo, equitativo y ambicioso que limita los aumentos de la temperatura global en 2 grados, hacer un esfuerzo concertado para adaptarse y proteger a los ciudadanos frente a los desastres naturales, continuar los esfuerzos para reducir la deforestación en la Amazonía, favorecer el bajo desarrollo en emisiones y rico en energías renovables para cumplir con las necesidades de una región dinámica y próspera, son prioridades principales. La ciencia es lo suficientemente clara. Las condiciones políticas son propicias para el cambio.  La política y la diplomacia pueden y deben conducir este proceso de construcción sobre el éxito alcanzado en Cancún, en Durban, y en las capitales de toda América Latina.
Leído 1528 veces Modificado por última vez el Martes, 10 Febrero 2015 19:32
Ricardo Lagos Escobar

Ricardo Lagos Escobar fue presidente de Chile entre 2000-2006. Desde que dejó el cargo, fundó la Fundación Democracia y Desarrollo en 2006 y actualmente es su presidente. También es vice-presidente del Diálogo Interamericano, es profesor en el Instituto Watson de Estudios Internacionales, en la Universidad de Brown y fue enviado especial de la ONU para el cambio climático.

Ricardo Lagos Escobar served as president of Chile from 2000-2006. Since leaving office, he founded the Fundación Democracia y Desarrollo (Foundation for Democracy and Development ) in 2006 and currently serves as its president. He is also a vice chair of the Inter-American Dialogue, professor at large at Brown University at the Watson Institute for International Studies and a former UN special envoy for climate change.

Ricardo Lagos Escobar foi presidente do Chile de 2000 a 2006. Assim que deixou a presidência, ele inaugurou a Fundação para Democracia e Desenvolvimento, sendo hoje seu atual presidente. Ele é também o vice-presidente do Diálogo Inter-Americano, professor da Universidade de Brown no Instituto Watson para Estudos Internacionais e foi enviado especial da Organização das Nações Unidas para Mudanças Climáticas.

Lo último de Ricardo Lagos Escobar

Artículos relacionados