Lunes, 14 Diciembre 2015 17:07

INDCs Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN AMÉRICA LATINA Destacado

Escrito por 
Escrito por GFLAC con colaboración de organizaciones como FARN, CO2.Costa Rica, CEMDA, Grupo Faro, Adapt Chile, Asociación Ambiente y Sociedad, CEUTA, DAR Perú.

La protección de Derechos Humanos como el Derecho de Acceso a la información, Participación y Justicia Ambiental, consagrados por el principio 10 de la Declaración de Rio de 1992, constituyen la base de la gobernanza y la democracia ambiental. Estos derechos de tipo procedimental han sido reconocidos por el Derecho Internacional como fundamentales para lograr la garantía de los demás derechos humanos. Incluso la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), establece entre sus disposiciones que los Estados tienen el deber de procurar la capacitación y sensibilización del público sobre los temas de cambio climático, permitir el acceso del público a la información y además, estimular la participación más amplia posible en este proceso, incluyendo a las organizaciones no gubernamentales y ciudadanía en general.
El establecimiento de estándares en materia de acceso a la información y participación ciudadana en procesos de toma de decisiones ambientales, constituye un parámetro importante que se debió integrar a las consultas sobre las Contribuciones Nacionales Tentativamente Determinadas (Intended Nationally Determined Contributions, INDCs). Por esta razón, resulta importante analizar cómo se ejercieron estos derechos en los procesos de construcción de INDC a nivel nacional, especialmente teniendo en cuenta que éstas reflejan la visión de país respecto a la construcción y direccionamiento de políticas nacionales para la descarbonización de las economías y el fortalecimiento de los procesos de adaptación y resiliencia a los impactos del cambio climático, y constituyen la base fundamental para el acuerdo climático de París.

En el documento elaborado por el WRI y PNUD denominado “Diseño y preparación de las Contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional (Intended Nationally Determined Contributions, INDC)” se resaltó que para obtener resultados exitosos en la implementación de las INDCs, era vital la consulta a las partes interesadas y el compromiso temprano y continuo con todos los actores relevantes del sector público, la sociedad civil, el sector privado, la academia y la ciudadanía, para garantizar que las INDCs tuvieran una formulación legitimada que respondiera a las necesidades de las partes interesadas afectadas y obtuvieran apoyo a largo plazo.

Por lo anterior diversas organizaciones de la sociedad civil y expertos en materia de cambio climático analizaron mediante una encuesta los niveles de ambición de las INDCs desde la perspectiva de actores no gubernamentales. También se observaron los niveles de participación atendiendo a los criterios establecidos por CEPAL y TAI sobre la aplicación del principio 10 de la Declaración de Rio de 1992 y los compromisos asumidos por las partes en la CMNUCC referentes a la participación amplia de la sociedad civil en los procesos de capacitación y sensibilización del público respecto al cambio climático.
El ejercicio se realizó mediante una encuesta aplicada en once países de América Latina (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Perú, Uruguay) para la cual se establecieron ocho criterios de análisis:

● Criterio 1. Sobre medidas de mitigación.
● Criterio 2. Sobre medidas de adaptación
● Criterio 3. Sobre medios de implementación: Financiamiento
● Criterio 4. Sobre medios de implementación: Transferencia de tecnología y creación de capacidades.
● Criterio 5. Sobre acceso a la información
● Criterio 6. Sobre convocatoria
● Criterio 7. Sobre consulta y participación 7
● Criterio 8. Sobre gobernanza

Resultados generales

Los once países analizados mostraron niveles medios y bajos de ambición, de acceso a la información y de participación en la elaboración de las INDCs. Los países con mejores calificaciones fueron Colombia con 67 y Chile con 61 puntos de 90, que fue el escenario ideal. Por su parte los países con menores calificaciones fueron El Salvador (33) , Uruguay (40) y Brasil (40), mientras que el resto de los países oscilaron entre los 43 y los 56 puntos.

Lo anterior demuestra que pese a que los países han presentado sus contribuciones, las mismas no se construyeron bajo un enfoque de derechos y no representan una visión integral de país. En su mayoría expresan una visión de gobierno en donde no se tomó en cuenta las necesidades y propuestas de sectores vulnerables, y/o en capacidad de apoyar la implementación de las medidas de mitigación y de adaptación de manera comprensiva.

Es importante señalar que los contextos políticos en el que se desarrollaron las INDCs varió de un país a otro, pudiendo condicionar en algunos casos el uso de mejores prácticas para asegurar resultados favorables para la mayoría de los sectores de la población. Se distingue el caso de Guatemala que se encontraba en un proceso de estabilización política, así como el caso de Argentina que se encontraba en proceso de elección de un nuevo gobierno.

Resultados por criterio

A continuación se desagregan los resultados por criterio analizado:

Criterio 1. Sobre medidas de mitigación.
Todos los países analizados presentaron metas de mitigación, excepto El Salvador. No obstante lo anterior no todos los países integraron medidas específicas para alcanzar dichas metas como el caso de Argentina, Perú y México. Esto significa que no en todos los casos los países están planteando una ruta de acción, lo que no permite conocer con certeza si los países cuentan con estrategias integrales para cumplimiento de las INDCs o si éstas representan únicamente anuncios políticos.

De igual forma de acuerdo a la encuesta realizada se señala que las metas de mitigación no son ambiciosas frente al potencial que tienen la mayor parte de los países. Además de que algunos países integran acciones que pueden incrementar los impactos ambientales como los proyectos nucleares que propone Argentina.

Criterio 2. Sobre medidas de adaptación.
Buena parte de los países integraron metas de adaptación excepto Brasil, Guatemala, Uruguay y El Salvador. De los países que integraron dichas metas sólo Chile, Ecuador, México, Colombia, y Perú incluyen medidas específicas para alcanzar las metas planteadas. No obstante lo anterior, en algunos casos se habla de la existencia de planes en preparación como el caso de Brasil y Costa Rica.

Se resalta que de acuerdo al grado de vulnerabilidad de los países las acciones planteadas sólo se consideran ambiciosas en Ecuador, Colombia y Perú, en donde se incluyen medidas en todos los sectores de relevancia para la adaptación. Por su parte países como Costa Rica, Guatemala, Uruguay, Brasil y Chile no presentan metas ambiciosas en materia de adaptación, pese a la vulnerabilidad de dichos países.

Criterio 3. Sobre medios de implementación: Financiamiento
La mayoría de los países analizados presentan medidas incondicionales que se refieren a aquellas medidas que podrán llevar a cabo con sus propios recursos, así como medidas condicionadas a la provisión de recursos financieros internacionales. Excepto el caso de Brasil que señala que cumplirá con sus compromisos establecidos de manera incondicional, y el caso de El Salvador que no presenta medidas ni de mitigación, ni de adaptación, la mayor parte de los países hablan de aumentar la ambición, si cuentan con recursos adicionales.

Países como Chile, Ecuador, Colombia y Guatemala sí integraron la necesidad de contar con financiamiento como medio de implementación y hacen mención de esquemas de financiamiento como fondos nacionales. Pese a ello, ningún país de los analizados incluyó montos y compromisos financieros específicos para el cumplimiento de las metas planteadas y tampoco incluyeron montos sobre las necesidades de financiamiento.

En general las INDCs presentadas por los países de análisis no cuentan con elementos sustantivos en materia de financiamiento pese a ser uno de los pilares más importantes para su implementación.

Criterio 4. Sobre medios de implementación: Transferencia de tecnología y creación de capacidades.
Se reporta que en la mayoría de los países no se incluyeron mecanismos para la transferencia de tecnología, ni para la creación y fortalecimiento de capacidades, pese a que estos medios son fundamentales para la implementación de las acciones integradas en las INDCs. Sólo Chile reportó su inclusión y en el caso de Colombia, si bien no se incluyeron mecanismos, se reconoce la necesidad de desarrollo y transferencia de tecnología de manera expresa.
En general los países incluyen la necesidad del apoyo internacional para el desarrollo de tecnologías propias y de transferencia e innovación tecnológica para incrementar su capacidad adaptativa, pero no se mencionan mecanismos específicos.

Criterio 5. Sobre acceso a la información
La mayor parte de los países cuentan con cuerpos legales que promueven el derecho a la participación y el acceso a la información. Sin embargo, este fue el criterio en el que peores calificaciones obtuvieron los países de estudio. Se señala que en la mayoría de los países en el proceso de elaboración de las INDCs no se cumplió con el criterio de acceso a la información. Ningún país presentó a la población la información previa a la realización de la consulta, ni se garantizó el acceso a la información de las comunidades indígenas y afro descendientes que hablen otros idiomas mediante la provisión de traductores oficiales, a pesar de que éstas representan un porcentaje importante de la población de la región.

Más de la mitad de los países no realizaron consultas públicas, coartando así el derecho a la participación, el cual es un derecho humano que está entrelazado con los principios democráticos fundamentales. Las políticas públicas deben ser elaboradas e implementadas con base en una amplia participación de las poblaciones y actores sociales afectados por las mismas, que en el caso de las INDCs se trata de la totalidad de la población.

Criterios 6 y 7. Sobre convocatoria, consulta y participación
El criterio sobre Convocatoria tampoco se cumplió de manera satisfactoria. De manera especial, destaca que en ningún país se realizó la convocatoria de forma oportuna por medios masivos que garantizaran la entrega de la información y no se hizo con suficiente antelación y acompañada de información relevante sobre cambio climático y el contenido de las INDC que permitiera que la ciudadanía tuviera una participación más efectiva.

Este es sin duda un gran reto al que se enfrentan los países de la región, pues aún en aquellos casos en los que la convocatoria se realizó, ésta era dirigida a sectores especializados, además de que no se realizó con suficiente antelación y la información brindada era demasiado técnica o en algunos casos insuficiente, lo que limitaba la participación de todos los sectores.

En cuanto al criterio de consulta y participación los resultados son poco alentadores. En general se reportó que no se previeron plazos razonables que permitieran un tiempo suficiente para que el público se informara, se preparara y participara a lo largo de la consulta.

Criterio 8. Sobre gobernanza
Los elementos que componen al criterio de gobernanza son la planeación para la implementación de las INDC, mecanismos de vigilancia y rendición de cuentas para verificar el cumplimiento de los INDCs, mecanismos de transparencia y participación en el desarrollo de los INDCS.

Dado que son fundamentales para el éxito en el proceso de implementación de las INDCs, resulta por tanto preocupante que Colombia fue el único país de la muestra en recibir la calificación ideal. Mientras que la mayoría de los países fueron calificados negativamente en todos los aspectos, y –además de Colombia- sólo Guatemala y Perú reportaron la inclusión de criterios de planeación para continuar con la implementación de las INDCs, y Perú estableció mecanismos de transparencia, participación en el desarrollo de los INDCs. Por su parte países como Costa Rica, México y Chile si bien no incorporan mecanismos, el reporte señala la existencia de mecanismos existentes, como el Sistema Nacional de Cambio Climático en México, o en desarrollo, como el Consejo Consultivo Ciudadano en Cambio Climático, para Costa Rica.

Conclusiones
El presente ejercicio busca llamar la atención de los tomadores de decisiones y de las organizaciones y personas interesadas en estos procesos de construcción para alcanzar un desarrollo bajo en carbono y resiliente al clima. Las INDCs ofrecen una oportunidad a los países de redefinir prioridades de manera integral y de revisar las necesidades y oportunidades para aumentar la ambición. Para ello la participación, el acceso a la información, la consulta y la rendición de cuentas serán fundamentales para lograr procesos de largo alcance y con visión de Estado y no sólo de gobierno.
París marcará una nueva ruta de acción, pero será labor de los diversos actores a nivel nacional alcanzar el cambio transformativo para combatir de manera certera el cambio climático.
Leído 2780 veces Modificado por última vez el Jueves, 17 Diciembre 2015 17:44

Información

PCL

© 2010 Plataforma Climatica Lationamericana

Una iniciativa sin precedentes que busca construir respuestas desde América Latina al problema global del cambio climático

Disclaimer

Contacto PCL

Fundación Futuro Latinoamericano
Secretaría Ejecutiva

Plataforma Climática Latinoamericana
+593-2-223-6351
daniela.contreras@ffla.net

Dirección:
Guipuzcoa E16-02 y Av. La Coruña

Quito - Ecuador

En alianza con

FFLA    Fundación Futuro Latinoamericano Secretaría Ejecutiva de la PCL
     
AVINA    Con apoyo de Fundación AVINA